Mitja vida a Catalunya!

La Suyapa deu ser una de les primeres hondurenyes de la província.Porta aquí 24 anys! I en farà 50 el dissabte! Mitja vida.

Text: Laure Duplay

 

Estem a casa seva, molt acollidora i molt marcada per la imatgeria d’allà: escuts, decoració, talles de fusta… i fotos de tota la família: ella, el seu marit i els seus quatre fills: tots nois ja grans.

Xerrem al sofà. A través de l’experiència de vida, tot es barreja d’una manera que a vegades despista: l’amor al seu país, l’estima a Catalunya, les insatisfaccions d’aquest doble vincle afectiu, la pertinença invonlutària al col.lectiu d’immigrats tan assenyalat últimament.

Discurs individual d’una dona encantadora, amb valors forts i molta generositat.

Com i per què vas venir aquest dia de 1987?
Vine primero porqué te lo ponen todo muy bonito, hay que ser realista. Yo, en verdad, necesidad de venir no tenía. Pero a veces la gente cree que emigra de su país para mejorar. La verdad es que sí, pero qué pasa: cuando llegas aquí, la realidad es otra. Yo vine y trabajando de lunes a lunes, cobraba unos 250 euros, teniendo dos horas de fiesta los domingos.

No tenía apoyo de nadie. Hoy en día pueden estar contentos los inmigrantes de Honduras porque han tenido un apoyo moral en todos los aspectos. Cuando yo vine estábamos 5 personas, solas, y juntarnos eran momentos inolvidables.

Quina va ser la primera imatge?
Cuando yo vine, nunca había ido a una discoteca. Lloret de Mar fue el primer lugar que conocí. Me emocioné tanto que estaba perdida en frente de casa. Era una chica joven de 25 años con mucho miedo porque no había salido nunca de mi casa. ¡Entonces para mí fue muy impactante encontrarme un país tan grande como Cataluña!

Conocí a mi marido cuando me vine por Girona, un día que paseaba! Al año y medio de frecuentarse nos casamos. Le dije que si nos entendíamos, continuábamos, y si no cada uno por su lado…

Todavía funciona!

A què et dediques?
En 24 años, gracias a Dios, no estuve ni un mes sin trabajar hasta el día de hoy. Llevo 14 años en una empresa de seguros y trabajo en un despacho de médicos, hago la limpieza. Tengo un tercer trabajo de ayuda a domicilio para personas mayores, que es un trabajo más inestable. Entre todos hago 9 horas diarias.

Quin és el teu vincle amb Salt?
Llevo 10 años en Salt (por Mas Masó). Viví diez años en Sant Julià de Ramis, un pueblo maravilloso, y después vine a Salt porqué mi marido es hijo de Salt, vivió toda su infancia aquí. Cuando vine era un pueblo muy bonito. No digo que es feo ahora, pero se ha deteriorado bastante. Torras y Bages, donde vive mi hijo, está superpoblado. Hay tanta gente desocupada que las aceras quedan pequeñas. Vale, me parece muy bien, todo el mundo tiene derecho a emigrar para mejorar, pero lo que no puedes hacer es venirte de tu país donde tienes donde dormir y venir aquí a pasar calamidades, porque para pasarlas las paso en mi país de origen. Es que allá te lo pintan muy bonito…

I tu com ho pintes a Hondures?

Yo no cambio Honduras para vivir aquí. Aquí materialmente vivo muy bien pero en cuanto a lo emocional, espiritual… Hay gente que es caritativa y todo pero aquí el dios es el trabajo.

Hace 12 años envié a Honduras un vídeo grabado diciéndoles a las personas que no se movieran (eso que la situación todavía no se había empeorado) porque no es lo mismo como te lo pintan. El que gane aproximadamente 250 euros que no se mueva. A esta mujer jamás le ha faltado en su casa una tortilla y un poco de arroz y frijoles, aquí habrá momentos que no tendrá para comer.

Així que no has fet venir gent del teu país?
Sí, hice venir a mis dos hermanas y mi prima. Tengo mucha familia aquí!

Explica’m com és aquesta convivència entre un català i una hondurenya?
Al principio con mi marido muy mal! En el sentido que para el catalán, tú eres su familia: su mujer y sus hijos. Los hermanos, los primos quedan fuera. En Honduras, si te casas, llevas a tus hermanos! Hice venir a mis dos hermanos y se lo dije muy claro: “aquí se sufre”.

Mis hijos, algunas cosas sí que han aprendido de allá. Antes cuando llegaba alguien le decían: “¿Quieres un poquito de café?” Pero a medida que vayan cambiando en la vida irán cambiando, con costumbres más catalanas! A mi marido lo he convencido con hechos que la vida no solo es el dinero. Es como una cadena: si tu siembras bondad, cosecharás bondad.

Yo tuve muy mala experiencia recién venida, sin nadie para apoyarme. Si hubiese sido más liberal, me hubieran podido llevar a hacer prostitución. Era tan ingenua… Vienes con convicciones pero nunca sabes hasta encontrarte con una situación. Suerte que no iba muy arreglada y conocí a mi marido…

I el teu marit? Què té d’hondureny? Amb aquest bigoti que li veig a la foto sembla d’allà!
Es 100%. Le encanta la forma de vida de allí, según él, mucho más bonita. Le gusta ver que la gente no va con el estrés, que va muy tranquila. Que se come a la hora que tengas hambre. Pero yo soy de pueblo, ¡ojo! Quizás la gente de la capital sea más fina, más tipo aquí! A parte de eso, allá le chocó la miseria y el nivel de vida.

Penseu a tornar?
Sí, si pudiera sí. Si no tuviera trabajo durante 6 meses. Mis hijos son mayores, ya tienen su vida montada.

Com t’has trobat Hondures a l’últim viatge?
Mejor, porque cuando me vine por aquí mi pueblo era muy triste. Ahora hay fuentes de trabajo, la gente tiene negocios. Al haber mucha gente en EEUU se nota mucho también, bastante gente lleva dinero. También se ve más delincuencia, que se nota en un país tan pequeño.

Parla’m de la comunitat hondurenya aquí.
En cuanto a comunidad, yo encuentro que los valores y principios que hemos tenido los hemos perdido. Cuando vine había más unión. Ahora estamos desunidos y no hay estructura. Ahora algunos intentan formar de nuevo una asociación. Hace 10 años yo estaba en el movimiento pero la gente no asistía a las reuniones.

Ahora estoy recogiendo firmas para que pueda venir el consulado a Barcelona porque lo tenemos en Madrid. He recogido 400 firmas pero a regañadientes. Y somos casi 4.000 aquí!

No sé… Aquí la gente viene con el propósito de trabajar, hacer dinero y marchar. Muchos hondureños son muy individualistas aquí. En Honduras es diferente. ¿Por qué? Yo sigo siendo la misma, con ganas de celebrar el día de la madre o del niño, que se celebran allá. Aquí no se hace, porque muchos hondureños creen que una asociación es una ONG, pero no solo es eso. Debería ser para reunirte con tu gente, explicar tus cosas bonitas y desagradables. Pero hay mucha desunión. Cada uno va a su aire. Ahora conozco mucha gente de mi país que ha vuelto en los últimos meses por la situación actual.

Tens un missatge per a la gent de Salt?
Extraño los años cuando Salt era un pueblo más pequeño. Para mí, ahora falta colaboración para una mejor convivencia. Se podría vivir muy bien en Salt porqué es una ciudad muy bonita, hay comercios, no tenemos que desplazarnos a Girona, si no queremos. Creo que todos tenemos que ser conscientes. De las calles o de los contenedores nos servimos nosotros. La calle para mí es la continuación de nuestras casas, es nuestra. Los sitios donde nos encontramos también son parte de nuestra vida, los tenemos que cuidar, dar lo mejor de nosotros. Es que no creo en la política, no se puede cambiar del día a la mañana. Se cambia con valores, con hechos.

Si tornessis a Hondures, què t’emportaries d’aquí?
Pues dejaría aquí unos niños maravillosos, criados aquí a lo bueno y a lo malo. Para mi sería retroceder de nivel de vida pero como siempre tuve la parte material que quería… No me voy a llevar el plasma ni la lavadora…

Me llevo: sus comidas muy ricas y … el marido! A pesar de que los catalanes son muy ellos, muy para ellos, se tiene que decir que tienen un buen final!!

HONDURES

Capital: Tegucigalpa
Habitants: 7.615.000 (70 habitants/ km²)
Superfície: 112.492 km²
Clima: tropical (temporada de pluja i temporada seca)
IDH (índex de desenvolupament humà): 0.604, a la 106e Posició (Amèrica Llatina 0,706; Món: 0,624). Index combinant tres dimensions bàsiques del benestar: salut, educació i ingressos.
Esperança de vida en néixer (anys) 72.6
Anys esperats d’instrucció per un nen (anys) 11,4
Taxa de alfabetització: 84%
Llengües parlades: Espanyol (llengua oficial), Garífuna, Tawahkas, Tol, Pech, Misquito
Regim Polític: república presidencialista (cf quadrat Cop d’estat)
Independència d’Espanya: 1821
Moneda: Lempira
Economia: principalment basada en l’agricultura (cafè i banana).
Usuaris d’Internet (per cada 100 persones): 13,1% amb accés a la xarxa mundial

 

 

 

UN COP DE SILENCI

Text: Olga Lidia Valeriano Flores

El fantasma dels cops d’estat va reaparèixer a Llatinoamèrica amb el cop que el 28 de juny del 2009 va acabar a Hondures amb la substitució del president constitucional Manuel Zelaya per Roberto Micheletti com a mandatari interí. Hondures és un país que havia conquerit pas a pas, dolorosament, la democràcia. Segons els organismes de la comunitat internacional, es va tractar d’una situació de fet, d’un cop d’estat contra el president constitucional i cap país ni entitat internacional va reconèixer el nou govern. Recentment diversos països han començat a acceptar el govern de Porfirio Lobo que va guanyar les eleccions presidencials celebrades, sense observadors internacionals, el novembre del 2009. Després del cop molts hondurenys que vivim a l’exterior hem patit directament la manca de suport de les autoritats diplomàtiques amb el tancament de les ambaixades. A dia d’avui encara es noten les complicacions que va provocar el tancament durant mesos de l’ambaixada d’Hondures a Espanya. Mentrestrant, dins el país les ferides romanen obertes en una societat polaritzada amb continus enfrontaments: la dreta conservadora critica Lobo per fer concessions al “zelayismo”, mentre que els seguidors de Zelaya acusen Lobo de no parar les reiterades violacions de drets humans: tancament de mitjans de comunicació, persecucions, assassinats, segrests a persones del zelayista Frente Nacional de Resistencia… En l’actualitat s’està negociant el retorn del president Zelaya a territori hondureny, mentre que el Frente Nacional de Resistencia segueix creixent i s’ha fundat com a partit polític.